Cómo llevar agua contigo cuando sales a correr en verano

por Carlos

Una de las preocupaciones que tenemos los runners en verano es cómo llevar agua cuando salimos a entrenar. Y este año más que nunca, ya que la mayoría de maratones de invierno/primavera no se han celebrado y casi todos estamos entrenando tiradas largas ahora, de cara a las carreras de otoño.

¡Así que no hay alternativa! Toca salir a correr con calor y, por lo tanto, beber mucha agua. Aunque corriendo no es fácil llevar agua contigo… vamos a ver si conseguimos solucionar esto.

¿Cómo llevar agua contigo cuando sales a correr en verano?

Para empezar, hay muchas formas de llevar agua cuando sales a correr, seguro que algunas no las conoces aún.

Y no hay una que sea claramente mejor que las demás. Cada opción de las que te voy a contar se adaptará a uno u otro tipo de entrenamiento; además, habrá alguna que te guste más por comodidad o por la cantidad de líquido que permite llevar en un momento dado.

Las preferencias personales son importantes, y por eso quiero revisar todas las opciones contigo. Echa un trago… ¡y a leer!

Beber más agua es fundamental en los meses de verano

La hidratación es fundamental para cualquier deportista, sobre todo en verano. Sin embargo, en los runners tiene un papel fundamental, porque es uno de los deportes en los que se pierde una mayor cantidad de líquido. La sudoración es continua y, si el sol golpea con fuerza, te deshidratarás a toda velocidad.

¿Quieres saber cuánta cantidad de agua pierdes en un entrenamiento en verano? Muy sencillo, pésate justo antes de salir a correr y, de nuevo, al volver (con la misma ropa o mejor desnudo ambas veces). Resta ambas cifras y la diferencia te dará el líquido que has perdido. ¿Sorprendido? No me extraña…

Se puede llegar a perder más de litro y medio de agua por hora en verano, ¡incluso muchos runners que tienen tendencia a sudar más llegan a superar los 2 litros!

Por supuesto, sobra decir que todo ese líquido se puede y se debe reponer después de la carrera, pero si no bebes nada durante el entrenamiento la pérdida de líquido será tan grande que afectará a tu rendimiento y a tu salud (pájaras), así que es imprescindible beber durante el entreno si quieres aprovecharlo al máximo.

Y, claro, no siempre hay fuentes alrededor y, cuando las hay, el agua que dan está hirviendo y no sirve para mucho (incluso te puede revolver el estómago). ¿Qué puedes hacer?

Las mejores formas de llevar agua cuando sales a correr en verano

A continuación, te explico cuáles son las mejores formas de llevar agua al correr en verano, y también cuál de ellas es la que mejor se adapta a cada caso y a cada tipo de entrenamiento.

Igual que no utilizas las mismas zapatillas para una tirada larga que para hacer series o trail, a la hora de beber debemos elegir un método que nos sea cómodo y efectivo.

Flask: perfecto para beber agua cuando corres distancias cortas y series

Flask gel caseroUn flask es una pequeña botella flexible con tapón de seguridad (solo se abre al morderlo), comúnmente de menos de 500 ml (aunque las hay más grandes) y que se moldea a casi cualquier forma. Por ese motivo se pueden llevar sin problema en el bolsillo de un pantalón o en un cinturón de running. ¡Caben en cualquier parte!

Es la mejor opción para hacer series o entrenamientos cortos. Te permite beber lo justo para ese entrenamiento sin obligarte a llevar las manos ocupadas, porque suele caber en el bolsillo. Y aunque la llevaras en la mano… una vez te las has bebido la pliegas y ¡al bolsillo! No ocupa nada.

Otra de las ventajas de las flasks es que puedes preparar mis súper geles caseros naturales (con comida real) directamente en el propio envase donde los vas a llevar después.

Por ejemplo, en un flask de 150 mililitros puedes meter 120 ml de agua y 30g de maltodextrina para tener un gel rápido, barato y eficaz. Cuando llegues a casa es importante que lo laves o lo metas en el lavavajillas lo antes posible para que no se queden sabores ni se deteriore.

Botellas de mano: ideales para entrenamientos de media distancia

Botella de mano para beber al correr

¿Cuántas veces has visto a alguien corriendo en verano con una botella en la mano? Seguro que muchas, pero pocas veces será con una que realmente esté adaptada a la práctica del running, que es lo que interesa de verdad.

Una botella de mano no tiene mucha ciencia detrás. Al fin y al cabo es un botellín de agua tradicional o flexible con un asa que te permite sujetarla y así evitar que se mueva o moleste al correr. Se trata de una opción muy cómoda ya que permite correr rápido y después cabe en los bolsillos de pantalones para correr (las que son flexibles, claro).

La mayoría de botellas de mano son de medio litro. Esto quiere decir que, si llevas dos, saldrás de casa con un litro de agua… y ya te digo yo que en verano no te va a sobrar, en especial si no te queda más remedio que correr en las horas centrales del día. Las tendrás vacías en la primera mitad de la sesión. Así mismo, aunque te resulte raro, irás más cómodo con dos que con una, por la simetría de pesos.

Más vendido Nº1
Salomon Soft Flask Bidón Flexible 150ML Trail Running Senderismo
  • Botella flexible con 150 ml de capacidad para mantenerse bien hidratado en escapadas al aire libre
Más vendido Nº2
Ultimate Performance Runners Botella 300cc - Rosa - AW20 - Uno, UPB300P
  • Fácil agarre – Mango ergonómico para fácil transporte durinb.

Chalecos y cinturones con botellas, los aliados en las tiradas largas

Los chalecos y cinturones de running son una forma fantástica de llevar agua cuando sales a correr.

  • Por norma general, los chalecos tienen dos bolsillos para bidones (uno a cada lado del pecho);
  • mientras que los cinturones varían: los hay de una botella (que suele ir cruzada) o de dos botellas posicionadas en vertical.

En función de tus necesidades de hidratación y de tus entrenamientos te puede ir mejor una u otra opción, ¡o incluso puedes combinar ambas para tiradas muy largas!Cinturón de agua para correr

La gran ventaja de los chalecos de botellas y de los cinturones para correr es que son complementarios con las demás formas de llevar agua corriendo que te comentamos. Es decir, por ejemplo, puedes llevar dos botellas de mano (un litro) y un chaleco runner con otro litro de agua, para salir con un total de 2 litros y estar cubierto en una tirada larga en condiciones.

La única pega de los cinturones es que a algunos runners les resultan incómodos. El movimiento del agua cuando la botella está medio llena cuando la sujeción es mala pueden convertir un entrenamiento en una pesadilla (que te haga tener ganas de llegar a casa ya).

Sin embargo, esto no ocurre cuando la sujeción es correcta y cómoda. En el caso de que hayas tenido problemas antes te animo a probar un modelo mejor diseñado, verás la diferencia.

Por su parte, los chalecos suelen ir más fijos, por lo tanto molestan menos. Aunque igual tengo amigos que dicen que los chalecos de running les hacen rozaduras en la zona del pecho o de la espalda. De nuevo esto es algo que solo suele pasar en los que son de mala calidad y tienen costuras muy duras. Una prenda de calidad diseñada para el deporte nunca te hará daño.

Mochila Camelbak, la mejor opción para correr entrenamientos largos o de montaña

Camelbak para hidratarte en verano

Las mochilas de tipo Camelbak son perfectas para el trail running, pero ¡también se pueden usar en asfalto o pista!

De hecho, cada vez somos más los que lo hacemos, ya que no solo permiten llevar agua contigo cuando sales a correr, sino que además dan opción para llevar más cosas dentro (como geles, sales, llaves, documentación o botellas de mano que te sobren después). Son muy versátiles.

Este recurso es ideal para entrenamientos largos y muy largos. Es decir, tiradas que superen los 15-20 kilómetros o salidas al monte que se alargan durante más de 2-3 horas. En función del tamaño del modelo que elijas y de los bolsillos que tengan, podrás meter hasta 3 o 4 litros de agua; y te permitirá incluir también algo de azúcares.

De nuevo, a algunos runners les resultan incómodas. Eso es porque la primera vez te sientes raro, falta de costumbre. Hazme caso, cuando lleves 4 o 5 salidas se convertirá en tu aliada en salidas largas o de montaña.

RebajasMás vendido Nº1
CAMELBAK Octane XCT 5 l Pack + Crux 2 l Multisport Packs con HIDRATACIÓN, Adultos Unisex, Black/Atomic Blue, 5 litros
  • Viene con un mango ergonómico y una palanca de apertura/cierre que evita las fugas
RebajasMás vendido Nº2
CAMELBAK, Negro Repack LR, Mujer, 50 oz
  • Ejecución: – Mochila de hidratación

El congelador será tu mejor aliado en verano (para todas las opciones anteriores)

Meter los flask o las botellas al congelador hará que tengas agua fresca durante buena parte de tu tirada. Haz pruebas con el tiempo, pues dependerá del tamaño de la botella y de la temperatura a la que te resulte cómodo beber a ti.

Es cierto que el agua fría no le sienta bien a todo el mundo (incluso en ciertas personas provoca cortes de digestión, Miguel Indurain comentaba siempre que en el Tour bebía agua a temperatura ambiente por ese motivo).

Es más, en pleno verano (julio o agosto), mi recomendación es usar siempre el congelador. ¿Por qué? Muy sencillo, puedes refrescarte sin beber (simplemente sujetando las botellas o pasándolas por tu nuca) y echarte algo de agua fresca encima (si ves carreras en la tele es algo que hacen muchos profesionales).

Yo he hecho entrenamientos en verano saliendo de casa con agua completamente congelada y en veinte minutos ya era puro caldo, con eso te lo digo todo.

Cuando salgas a correr en verano ¡no solo agua!

Por supuesto, puedes llevar cualquier líquido en tus botellas y flask cuando sales a entrenar. De hecho, en verano, lo más recomendable es incluir sales y electrolitos con el objetivo de evitar las pájaras (del mismo modo que aconsejamos utilizarlas en un maratón).

Tienes tres formas de llevar bebida isotónica al correr:

  1. Comprar una bebida isotónica comercial: la opción más rápida de todas porque incluso te puedes llevar la propia botella si lo que usas es un cinturón o un chaleco. Tienes bebidas isotónicas comerciales a precios razonables en los supermercados.
  2. Mezclar el agua con un isotónico en polvo: mi opción favorita. Te saldrá mucho más barato que comprarla en botellas y, además, puedes controlar las proporciones a tu gusto. De ese modo te garantizas tomar todo lo que necesitas y será más completa que una bebida comercial.
  3. Fabricar tu propia bebida con sales y electrolitos: es la forma más barata de todas y la que siempre hago y aconsejo. Pon a hervir un litro de agua y añade una cucharadita de sal, otra de bicarbonato, 100ml de zumo de naranja, añade azúcar (o mejor aún maltodextrina que es un carbohidrato que actúa más rápido).

Para las salidas más largas o aquellas en las que necesites más energía, la mejor opción es echar un gel energético (elige uno de los baratos) dentro del bidón que te lleves a correr. De esa forma controlas la cantidad y, además, te aseguras (si tus geles son de calidad) que llevan distintos tipos de azúcares para que actúen a lo largo del tiempo de forma eficiente.

RebajasMás vendido Nº1
PowerBar Isoactive Lemon 600g - Bebida Deportiva Isotónica - 5 Electrolitos + C2MAX
  • PROPORCIONA ENERGÍA PARA EL CUERPO EN SESIONES INTENSAS DE EJERCICIO con la mezcla de carbohidratos C2MAX, de una proporción 2:1 de fuentes de glucosa y fructosa

Y tú ¿cómo llevas agua contigo cuando corres? Cuéntanoslo en los comentarios.

close

Destroza tus marcas con nuestros mejores artículos.

Recibirás como máximo 2 correos al mes. Cero publicidad. Puedes darte de baja cuando quieras.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario