Botas de presoterapia: masaje y drenaje para recuperar más rápido

por Gonzalo

Las botas de recuperación (presoterapia) son uno de los mejores inventos recientes para mejorar la recuperación en los deportes de resistencia.

Se trata de un sistema increíble que te permitirá ir un paso más allá con tus entrenamientos, ya que recuperar mejor implica poder entrenar más tiempo y con mayor intensidad.

Botas de presoterapia: masaje y drenaje linfático para recuperar más rápido

Hace unos años era impensable poder tener la presoterapia en casa, ya que solo la encontrábamos en algunas clínicas de fisioterapia. Sin embargo, ahora tenemos la posibilidad de disfrutar de la presoterapia en el salón de casa y haciendo una inversión relativamente cómoda para un runner o ciclista que se toma el deporte en serio.

Obviamente, hablamos de un producto caro. Pero pongamos el ejemplo de un ciclista amateur de gran nivel. ¿Cuántas horas entrena? ¿Cuánto vale su bici? Hablamos de miles y miles de euros, incluso solo las ruedas podrían superar los tres ceros. Unas botas de compresión de máxima calidad están por debajo de los 1000.

Y muchas veces no todo es mejorar la bicicleta o tener unas mejores zapatillas. ¡A veces lo que hace falta es mejorar la recuperación para poder entrenar y competir más fuerte!

Yo, desde que las utilizo, he podido doblar entrenamientos cuando antes me era imposible hacerlo sin sufrimiento, ya que me dan un extra a las piernas que solo conseguía con más de 8 horas de sueño… y que ahora consigo a mediodía mientras almuerzo y veo la tele.

¿En qué consiste la presoterapia con botas de recuperación y por qué funciona?

Botas de presoterapiaLa presoterapia es una técnica milenaria que consiste en la aplicación de presión para mejorar el drenaje linfático.

Así es, tiene miles de años de antigüedad, solo que en la actualidad hemos conseguido automatizarla y perfeccionarla hasta un punto casi inimaginable gracias a estas botas de presión. Resumiendo, todo el trabajo que antes se tenía que hacer a mano, ahora se realiza mediante complejos algoritmos y bolsas de aire presurizado que empujan y drenan tus piernas.

Las 5 ventajas principales de las botas de presoterapia:

  1. Mejora la circulación sanguínea en todo el cuerpo.
  2. Potencia el sistema inmune al estimular y drenar la linfa.
  3. Reduce la retención de líquidos en las piernas que te hace estar pesado en algunos entrenos.
  4. No es dolorosa ni genera molestias de ningún tipo.
  5. Puedes llevarte las botas contigo de vacaciones o a las competiciones.

Gracias a este sistema de aire que se mueve se puede aplicar más y mejor presión en todas las piernas, algo imposible de realizar con las manos. No es de extrañar que en los últimos años nos hayamos aburrido de ver publicaciones de ciclistas y atletas en las redes sociales utilizando las botas de recuperación en casa después de entrenar. Son como magia para recuperarse.

Si quieres probar la presoterapia, en algunos centros de fisioterapia y estética las tienen disponibles para alquilar en sesiones. Pregunta en tu zona por el precio de una sesión y de ese modo puedes ver si la sensación te gusta. Intenta hacer la prueba después de una carrera o entrenamiento exigente.

Avaladas por los deportistas de élite

Es muy raro hoy día encontrar un deportista de élite que no utilice botas de drenaje para recuperar después de un entrenamiento intenso o competición.

Está demostrado a nivel científico que dan una ventaja muy grande con respecto al simple descanso de toda la vida. Por lo que es evidente que, cuando vives de tu rendimiento físico, necesitas utilizarlas sí o sí.

Por algo las usan todos los deportistas famosos. Sin embargo, ¿tiene sentido tener unas para un atleta o ciclista aficionado (por muy en serio que nos lo tomemos) como tú o yo?

Pues depende. Las botas de presión y masaje drenante tienen un coste superior a un electroestimulador muscular y eso hace que su popularidad no sea tan alta entre los aficionados. Desde mi punto de vista merecen la pena si cumples 3 condiciones:

  1. Entrenas en serio: al final el 80 % de la gente entrena «de aquella manera», sin apretarse las tuercas. Si no tienes ambición por mejorar y tus entrenamientos no son duros de verdad, ¿qué sentido tiene gastar dinero en recuperar más rápido?
  2. Ya tienes electroestimulador y foam roller: si miramos la relación recuperación/euro en cuanto a compras posibles, creo que no hay nada más efectivo que el automasaje con foam roller y la electroestimulación. Las botas de recuperación son la guinda al pastel, pero no la base.
  3. Duermes bien en todos los aspectos: si no descansas 8 horas o más al día, las botas no hacen milagros. En cambio, si duermes bien en cantidad y calidad, ahí notarás la diferencia.

En definitiva, la idea es que las botas de presoterapia pueden ser la diferencia entre batir o no batir una marca personal, pero no te van a hacer dar un salto brutal en el rendimiento. Por eso no las puedo recomendar para alguien que está empezando o que no va en serio con la resistencia endurance.

En cambio, si eres de los míos, te superas en cada temporada y no quieres que eso cambie; con las botas de recuperación vas a conseguir el mismo efecto que dan las zapatillas de espuma reactiva y placa de carbono que tan de moda están en el running: mejorar de verdad, estar fresco y poder entrenar a tope al día siguiente. Y eso no tiene precio.

Hay opciones para todos los bolsillos. Aunque nosotros te recomendamos algo orientado al deporte y la recuperación de forma explícita.

¿Cómo se usan unas botas de presoterapia?

Lo más importante a la hora de utilizar las botas de presoterapia para recuperar de un entreno o una carrera es ajustártelas bien, descansar en una posición horizontal (el tronco puede estar levantado ligeramente, con lo que puedes ver una serie o leer) y escoger el programa adecuado para lo que buscas. Así de sencillo.

Es importante que no te eches crema en las piernas ni aceites de ningún tipo ya que se reduce la eficacia del masaje. Tampoco puedes tener la piel mojada.

Cada fabricante te ofrecerá distintas opciones como masajes orientados a la eliminación de líquidos, a la recuperación muscular o incluso a la celulitis para mujeres. ¡Hay decenas y decenas de ellos! Lo importante es centrarte en lo que quieres lograr (probablemente recuperación muscular) y ceñirte a las instrucciones de la marca en todo momento.

Pulsa el botón de comienzo y no interrumpas el proceso salvo por causa de fuerza mayor, ya que si lo dejas a medias no conseguirás recuperar. Por ello, es aconsejable buscar una ventana de 30 o 45 minutos en la que sepas que no vas a tener problemas ni compromisos.

Contraindicaciones y precauciones de las botas de presoterapia

Del mismo modo que ocurre con la electroestimulación, la técnica de presoterapia con botas de recuperación no es para todo el mundo. Ni mucho menos. Hay algunos grupos de personas que, si bien pueden utilizarlas, el consenso médico es el de evitarlas.

Las personas con problemas de circulación, trombos, patologías en la piel, hipotiroidismo, sistema inmune deprimido y con problemas cardiacos en general (incluye hiper e hipotensión) deben evitar el uso de las botas drenantes (por su capacidad de alterar el flujo sanguíneo y el estado hormonal). También se aconseja evitar su uso si eres mujer y tienes el periodo. ¡Ojo a eso!

Si no estás en uno de estos grupos tampoco estás exento de guardar ciertas precauciones ante su uso. Por ejemplo, si has tomado cafeína en cantidades elevadas en una carrera conviene que esperes al menos 8 horas antes de utilizarlas.

Lo mismo aplica ante heridas o raspones fruto de caídas; nada de presoterapia, porque puedes causar daños al tejido y aumentar la inflamación (te quedarán cicatrices). Por último, descarta su uso si tienes cualquier enfermedad que comprometa el funcionamiento del sistema inmune, como el coronavirus, la gripe o un resfriado de toda la vida.

Preguntas y respuestas sobre botas de presoterapia

Botas de presoterapia

Las botas de presoterapia son un dispositivo de recuperación muscular muy avanzado, y como tal, existen varios factores que debes tener en cuenta antes de tomar la decisión de comprar unas.

Seguramente pienses que uno de ellos es el precio (y lo comentaremos y compararemos), pero para mí hay otros más importantes. ¿Qué sentido tendría gastarte ahorros en unas botas de 300 euros si luego van a tener cero efecto positivo en lo deportivo?

Por desgracia para nuestro bolsillo, y al igual que pasa con las zapatillas de carbono, la calidad tenemos que pagarla. Pero, eso no quiere decir que debas pagar más de la cuenta por unas botas que ofrecen cosas que no te interesan.

Voy a comentar todas las preguntas que me han hecho mis colegas deportistas sobre las botas de presoterapia para ayudarte a entender sus beneficios:

Número de cámaras en una bota de presoterapia

El número de cámaras es uno de los factores más importante al adquirir este producto. Muchas marcas no lo indican o lo ocultan, pero si te fijas en sus anuncios, lo ocultan las marcas que tienen un número bajo de cámaras. ¿Por qué?

El motivo es simple: cuantas más cámaras de presión tengan las botas, mayor será la efectividad del masaje y mejor simulará lo que realizaría el fisio con un masaje drenante.

Las botas de calidad suelen variar entre 4 y 8 cámaras así que, como puedes imaginar, será bastante más agradable y progresivo un masaje que tenga el doble de cámaras.

Algunas botas de compresión vienen segmentadas por tallas o tamaños. Si estás en duda, compra siempre la talla más grande.

Piensa que tus piernas no necesitan la misma presión en todos los puntos (esto se complementa con los niveles de intensidad). Puedes tener los gemelos muy cargados, pero los cuádriceps como nuevos, aunque en la parte superior tienes una ligera molestia. Si solo tienes 2 o 4 cámaras, es imposible hacer un buen masaje gradual para gestionar bien todas las molestias. ¡Más cámaras equivale a más versatilidad!

Busca 8.

Presión máxima de masaje en presoterapia

El segundo factor más importante es la presión máxima que pueden ejercer las botas de presoterapia.

Se mide en mmHg y es muy sencillo de entender: imagina que vas a darte un masaje con un fisioterapeuta y que apenas aplica fuerza sobre tus piernas… notarás un masaje placentero pero que no te va a recuperar.

Para limpiar las sustancias de desecho del cuerpo como el ácido láctico, hace falta hacer mucha fuerza (el fisio muchas veces es molesto e incluso doloroso, ya lo sabes).

Por eso es muy recomendable comprar botas de compresión que al menos tengan una presión de 150 mmHg y si es posible que superen los 200 mmHg.

Por debajo de esa cifra tu cuerpo se acaba acostumbrando al masaje y no obtendrás sus beneficios. Sin embargo, con unas de más de 200 mmHg (las hay de 240 mmHg), tendrás un recurso para recuperar cuando más lo necesitas.

Busca más de 200 mmHg.

Niveles de intensidad de unas botas

Niveles de presión de masajeAl igual que tener una presión máxima alta te dará versatilidad para tener margen de incrementar el masaje, tener muchos niveles de intensidad resulta imprescindible para modular la fuerza del masaje y aplicar la fuerza correcta en cada momento. ¡Y es que no tiene nada que ver recuperar de una salida suave que de un maratón!

Las modulaciones de intensidad también son importantes dentro de un ciclo de masaje. Si tus botas de presoterapia solo tienen 4 o 6 niveles, sentirás el masaje más como un interruptor de encendido y apagado que como algo gradual.

En cambio, si puedes variar las presiones y dar pequeños saltos, el masaje se siente progresivo y casi idéntico al que te puede dar un fisioterapeuta (en cuanto a sensación de limpiar las piernas).

Para mí, aunque no se trata de un factor principal como los dos anteriores, sí es relevante que tus botas de presoterapia elegidas tengan al menos 6 niveles de intensidad. De ahí para arriba, todo lo que venga, es bienvenido.

Busca 6 niveles o más.

¿Cable o batería?

Otra de las dudas más habituales es si es mejor tener unas botas inalámbricas, sin cable. Yo, tras haber probado ambos tipos, te puedo decir que prefiero las botas que van conectadas directamente a un enchufe. ¿Quieres saber por qué?

Es evidente que unas botas inalámbricas aportan un plus de conveniencia. Te olvidas de tenerlas enchufadas. Sin embargo, tampoco creas que con esas botas puedes ir andando por casa o moverte mucho: ¡todo lo contrario! Así que aquí entran en juego 3 factores:

  1. Las botas inalámbricas cuestan más dinero por lo general y requieren que recargues la batería cada poco tiempo, pues es raro que duren más de 2 o 3 horas.
  2. La potencia de compresión de las botas que no van conectadas directamente a la luz normalmente es inferior.
  3. Las baterías se degradan mucho y rápido. Como es una función muy demandante de energía al tener que llegar a compresiones altas, cada pocos meses verás que dura menos la autonomía y… sorpresa, un recambio de baterías vale un dineral.

Por ello, yo lo tengo claro: mis botas de compresión siempre con cable. Ahorras dinero y problemas. Reduces problemas a largo plazo. Y te garantizas que no te vas a encontrar las botas sin batería justo cuando necesitas usarlas.

Siempre opta por la opción con cable.

Consumo eléctrico de las botas de compresión

Botas de presoterapia, consumo eléctricoUno de los grandes miedos que tienen muchos runners y ciclistas antes de comprar unas botas de presoterapia es el posible consumo eléctrico. Al verlas grandes y con un módulo considerable para lograr la compresión, dan la impresión de consumir muchísima luz, y a los precios que la estamos pagando es como para pensárselo muy bien.

Sin embargo, es más bien al revés. Unas botas de presoterapia consumen normalmente entre 20W y 40W a pleno funcionamiento; es decir, unas 50 veces menos que tu lavavajillas o 20 veces menos que tu microondas.

Así que ya tienes un miedo menos a la hora de adquirir unas botas de presoterapia.

Las botas de presoterapia ¿hacen ruido?

Para inflar las cámaras de aire, todas las botas de presoterapia tienen un compresor integrado, y evidentemente hace ruido. Sin embargo, no debes tener miedo porque no suena igual que los infladores de ruedas de coche. La cantidad de decibelios que emiten estos compresores es muy pequeña.

Por ejemplo, podrás mantener una conversación, ver la televisión o hablar por teléfono sin ningún problema. Por supuesto, los vecinos ni te escucharán.

Cada marca utiliza distintos compresores, y hay algunos más silenciosos que otros. Los más discretos que he visto son los de Therabody y Reboots; si te preocupa el ruido, tenlo en cuenta en tu elección. Y otro truco que te doy: puedes recurrir a los auriculares de cancelación de audio, como los AirPods Pro, ya que eliminan casi todo el ruido que hace el compresor.

# Vista previa Producto Precio
1 AirPods Pro (2.ª generación) AirPods Pro (2.ª generación) 279,01 EUR
Evita el ruido con unas Reboots o unas Therabody.

Garantía

Las botas de presoterapia son un producto que cuesta bastante dinero. Una inversión muy buena para un deportista de resistencia, sin duda; pero eso no quiere decir que no debas tener seguridad sobre el servicio técnico que ofrece cada marca. La tranquilidad no tiene precio.

Mi consejo es que, en estos casos, siempre intentes acudir a marcas de renombre en la industria y que vendan a nivel mundial, como pueden ser Reboots, Therabody o Compex. Huye de marcas desconocidas o de origen chino, porque tendrás muchísimos quebraderos de cabeza ante el más mínimo problema de funcionamiento en tus botas de compresión.

Si quieres pocos incidentes y solución el día que aparezca un problema te recomiendo Reboots, Therabody o Compex.

Bonus adicional: ¡puedes llevarlas a las carreras!

Si compites en carreras por etapas o si encadenas carreras con poco espacio entre ellas, las botas de presoterapia son un arma con el que quizás puedes sacar una ventaja competitiva frente a tus rivales.

Y es que en el mundo amateur, salvo que la competición sea en tu ciudad o tengas unos recursos económicos ingentes, tener tu propio masajista o fisioterapeuta está totalmente fuera de lo razonable.

Sin embargo, las botas de compresión pueden viajar contigo para ayudarte a eliminar las sustancias de desecho y sentirte un mucho más descansado al día siguiente.

Lo que tampoco debes crear es una dependencia extrema de este recurso de recuperación y tomarlo como único. Lo más importante, sin duda alguna, es hacer los básicos: una recuperación adecuada con proteínas, dormir todo lo que puedas y, como extra, pasarte el foam roller.

Pero cuando ya has marcado la casilla de los básicos (como casi todos los que estamos aquí), entonces toca pasar a lo avanzado, y ahí la presoterapia es insuperable.

Comparativa de las 5 mejores marcas de botas de presoterapia

La única forma de hacer una comparativa justa y razonable sobre las mejores botas de compresión es comparando sus características técnicas. De esa forma se puede saber, desde un punto de vista objetivo y con números, los puntos fuertes y débiles de cada producto.

Los precios y las características varían mucho según cada modelo. Por eso, he resaltado en negrita los líderes en cada apartado y he intentado ordenarlas de «mejor» a «peor» teniendo todo en cuenta.

Modelo Coste aproximado Presión máxima Niveles de intensidad Cámaras de presión Programas de masaje
Reboots One Pants 869 € (con descuentos disponibles al final del artículo) 240 mmHg 8 8 6
Reboots One Lite Boots 679 € (con descuentos) 240 mmHg 8 6 6
Air Relax Pro 1549 € 170 mmHg 18 6 4
Reboots Go Lite 479 € (con descuentos) 180 mmHg 16 4 7
Compex Ayre 649 € 120 mmHg 8 4 2
Therabody RecoveryAir JetBoots 899 € 100 mmHg 4 4 2
HyperIce Normatec 929 € 110 mmHg 7 5 1

¡Pon tu pantalla en horizontal para poder ver la tabla completa en móviles!

*Precios orientativos a la fecha del artículo.

Como ves no ganan la más caras, a pesar de tener más niveles de intensidad no son las que más cámaras de presión tienen y además el precio se escapa un poco de lo común.

Por precio destacarían las Compex Ayre junto a las Reboots Go Lite, pero la diferencia entre 4 y 8 cámaras es muy notable, piénsatelo.

Botas de presoterapia de Amazon: ¡cuidado!

Hoy día lo fácil es ir a Amazon directamente en cuanto queremos comprar algo. Yo mismo lo hago. Sin embargo, con las botas de presoterapia no es buena idea hacerlo: vas a perder tiempo y dinero. Por desgracia, el 99 % de las que encontrarás son de vendedores de origen chino, y son botas que no te harán ni cosquillas.

Por resumirlo rápidamente: es imposible comprar unas botas de compresión por 200 o 300 euros que sean efectivas para recuperar de tus entrenamientos.

¿Puedes encontrar algunas que te den un masaje relajante? Sí, eso es posible. Pero poco más, y si estás aquí leyendo esto, estoy seguro que lo que te interesa es descubrir cómo correr o pedalear más lejos y más rápido, no estar más a gusto en el sofá.

Me he tomado la molestia de contactar con varios fabricantes top para preguntarles un orientativo sobre los costes de fabricación, y me han confirmado 2 marcas que unas botas de 6 u 8 cámaras, con varios programas y seguridad electrónica, cuestan solo en fabricación más dinero del que piden los fabricantes que venden en Amazon.

Con eso creo que se dice todo, y debes tener claro que es importante ir a por una marca de renombre como Theragun, Compex, Reboots o Air Relax.

Mi experiencia con varios modelos y porqué he escogido los de Reboots

Reboots

Gracias al blog tenemos la suerte de poder probar un montón de productos, nos los mandan para que los probemos y analicemos. Nos los dejan unas semanas (después los devolvemos o los compramos) y siempre les pedimos la libertad de hablar de ellos o no (si nos parecen interesantes y útiles) y de decir lo que pensamos de verdad.

Probando botas de presoterapia y observando el impacto en la recuperación, lo que más he notado en general es que las botas me quitan la sensación de pesadez de las piernas. Seguiré yendo cuando haga falta, cuando me duela algo o después de las carreras más largas (porque ahí creo que unas manos experimentadas no tienen competencia); sin embargo, para el 99 % de ocasiones restantes, la compresión de estos pantalones es más que suficiente para recuperar incluso de los entrenamientos más duros.

Todas las categorías tienen una marca de referencia en el sector. Si hablamos de electroestimulación, a todos nos viene a la cabeza Compex. ¿Pistolas? Ahí Theragun lidera desde hace años. En presoterapia Reboots está ganando la partida ahora mismo.

Diferencias que más he notado entre diferentes botas y pantalones

Tras probar todas las marcas del cuadro comparativo que te he mostrado arriba, en casa y buscando por clínicas de fisioterapia y casas de compañeros, he notado grandes diferencias entre ellas. Fue bastante fácil tomar la decisión a favor de Reboots guiado sobre todo por 2 factores:

  1. Presión máxima: las botas de compresión simulan muy bien un masaje drenante, pero si no tienen suficiente fuerza no obtienes el resultado deseado. Es cierto que para la mayoría de masajes relajantes te vale con llegar a 100 mmHg (todas llegan a ese nivel), pero cuando de verdad quieres recuperar de entrenamientos límite o carreras, necesitas pasar de 200 mmHg (especialmente si tu pierna es fina). Las Reboots llegan a 240 mmHg, el doble que la mayoría de competidoras y el máximo en botas por debajo de 2000 €.
  2. Pantalones antes que botas: dudé mucho antes de escoger Reboots versión pantalones ya que hay que pagar un ligero sobreprecio frente a las botas. Pero no me equivoqué. Con los pantalones trabajas también la zona de glúteos y flexores de cadera, algo que es esencial para ciclistas y runners. Las botas no llegan ahí, obviamente. Y además son mucho más cómodos al ser solo una pieza en lugar de dos.

Otros modelos me dejaron la sensación de que faltaba algo. Podía ser la fuerza del masaje, los diferentes programas o incluso la calidad de los acabados.

Las Reboots podrían tener más niveles de intensidad aún, pero aún así me parecieron la opción más equilibrada y versátil de todas las botas de compresión. Y el precio, más ajustado, está en sintonía con el mercado y con la calidad del producto. Además, ofrece programas con total variedad: recuperación normal y express, masaje relajante, drenaje…

DESCUENTO EXCLUSIVO
Hemos conseguido un descuento para Reboots en cualquier producto que compres en DICIEMBRE de 2022.

Entra en Reboots mediante este enlace y ahorrarás 20 € cualquier pedido (puedes pulsar PRODUCTOS para elegir otro modelo, se mantendrá el descuento).

Al ir a completar el pago utiliza el código de descuento RENDIMIENTOYRESISTENCIA20 para obtener tu descuento extra de 20 €.

El envío tarda 2 días tan solo, viene por DHL Express desde Alemania, donde Reboots diseña y gestiona todos sus productos.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario