Las mejores gafas para running o ciclismo (nuestra elección)

por Carlos

Escoger las mejores gafas para running o para ciclismo no es sencillo. Existen miles de modelos en el mercado con precios que van desde muy pocos euros hasta varios cientos. En esta jungla de ofertas, ¿cómo puedes dar en la tecla y acertar con las lentes más adecuadas para hacer deporte?

Las mejores gafas para running o ciclismo (nuestra elección)

Por mi afición a la práctica de deportes de resistencia como la carrera o el ciclismo he probado muchísimos modelos. Sin embargo, la mayoría me defraudan en el primer entrenamiento: pesan demasiado, los cristales se ven mal, me molestan en las orejas o ejercen demasiada presión en el puente de la nariz.

Solo unas pocas aprueban mi examen particular y esas son las que te voy a recomendar para que te evites decepciones después de comprarlas. ¡Vamos a verlas!

La importancia de las gafas para un deportista de resistencia

Las gafas deportivas, sean para correr o para montar en bici, son un complemento imprescindible para cualquier deportista. Muchos creen que se trata de un recurso para los días de sol; sin embargo, las gafas deben utilizarse todos los días del año ya que cumplen 4 funciones clave:

  1. Protección del viento y/o frío: evitarás que tus ojos se resequen, lloren y te molesten después de entrenar.
  2. Cuidado de la retina: cualquier especialista ocular te aconsejará proteger tus ojos de los rayos UV en los días de más claridad.
  3. Mejora de la visión: cuando la claridad es excesiva resulta imprescindible bajar un par de tonos la luz y mejorar el contraste de nuestra visión. Eso solo es posible mediante unas gafas con cristales solares. Lo mismo ocurre al contrario, hay cristales que incrementarán la claridad que percibes en días nublados o con poca luz.
  4. Protección ante golpes: puede parecer una tontería, pero cuando vas en bici o corres por una zona donde pasan otros vehículos, no es raro que salten pequeñas piedrecitas o chinas. Si una de ellas va a tu ojo, te garantizo que querrás que dé en un cristal ya que, si te da en el ojo, podrías llegar a perderlo.

Ahora seguro que entiendes porqué el 99 % de los ciclistas profesionales y la mayoría de runners entrenan y compiten con las gafas puestas siempre. De esa forma consiguen mejorar la visión, protegen sus ojos, cuidan su salud y se resguardan del molesto viento. ¡Tiene todo el sentido!

Las mejores gafas para running

El porcentaje de uso de gafas para correr no es tan alto como en otros deportes. A pesar de ello, en mi experiencia, son imprescindibles en los días más soleados o en aquellos que hace viento o mucho frío; ya que el confort en tus tiradas subirá de forma notable y harán el entreno bastante más agradable.

En este punto conviene puntualizar que no todas las gafas deportivas sirven para correr y que algunas de ellas pueden causarte más perjuicios que beneficios. Las que son de mala calidad (frecuente en las Made in China) ofrecen unos cristales que apenas filtran la luz (aunque ponga que tienen protección UV40) y son molestas para las orejas a los pocos minutos.

Resumiendo, llevar gafas para correr es imprescindible en mi opinión, pero será mejor no llevar nada que unas que te causen dolor o molestias.

Nuestra elección para correr: Oakley EVZero Path PRIZM

Oakley EVZero para correrEn mi caso, tras haber probado decenas de gafas, las Oakley EVZero son mi elección definitiva para entrenar running así como para mis carreras de cualquier distancia.

No tienen ningún tipo de marco (para rebajar todos los gramos posibles) y las patillas son de una comodidad increíble, 100 % de goma suave y nada molesta, para poder llevarlas durante horas incluso si sales a andar suave por la montaña.

Se trata de unas gafas diseñadas específicamente para la carrera a pie gracias a 3 características clave:

  1. Transmisión de luz de solo un 20 %.
  2. Bajo peso (solo 22 gramos incluyendo cristales).
  3. Mejora de los colores gracias a la lente patentada PRIZM.

Uno de los problemas que me encontraba con frecuencia al correr con gafas era que se me empañaban. Me pasaba con casi todas las que probaba; sin embargo, el día que me puse estas Oakley ya tenía claro que, por mucha humedad que hubiera alrededor de mis ojos, iba a ser imposible empañarlas.

Y en las tiradas largas que he hecho con condiciones optimas para que se empañen no me ha sucedido, ni siquiera pasadas las dos-tres horas de entrenamiento. Solo por eso ya merecen un hueco en mi arsenal.

Vista previa de la mejora de visión

Más vendido Nº1
LenzReborn Soporte de nariz de repuesto compatible con gafas de sol Oakley EV Zero, Negro , Einheitsgröße
  • Nota: solo vendemos accesorios de repuesto, no incluye marco de gafas de sol

Alternativa económica: Spiuk Jifter

Que Oakley hace gafas excelentes lo sabemos todos y no lo vamos a descubrir ahora. Que su precio no es para todos los bolsillos tampoco. Así que si sales de vez en cuando a correr y crees que no necesitas unas gafas de gama alta, buscarás algo más razonable en cuanto a precio, aquí vamos con una buena alternativa para running.

Las gafas Spiuk Jifter son las que más me han gustado de todas las que he probado cuyo coste es inferior de 50 euros. Tienen un diseño muy atractivo, los cristales son de máxima resistencia y, además, tenemos la garantía de una marca contrastada del mundo del ciclismo que lleva décadas funcionando… pero a un tercio del precio de las Oakley.

¿Merece la pena el ahorro? Desde mi punto de vista sí… salvo que las vayas a usar todos los días. Si el uso va a ser muy intenso creo que el coste/uso justifica una inversión superior; no obstante, si entrenas 1 o 2 días por semana, con estas será más que suficiente.

Las mejores gafas para ciclismo

Unas gafas de running pueden servir para alguna salida esporádica de ciclismo, pero no serán la mejor elección si la bici es tu deporte principal. El motivo es que, mientras que las lentes para correr están creadas con el objetivo de facilitar la ventilación, en el caso del ciclismo el objetivo es parar el viento todo lo posible, ya que es menos probable empañar las gafas por la mayor velocidad a la que circulamos.

Por eso, es recomendable tener unas gafas específicas para montar en bici, y en este caso tenemos que destacar (por encima de cualquier otra gafa que hayamos probado) las Oakley Jawbreaker, una de las más vistas en las carreteras y en el pelotón profesional. Por algo será, ¿no crees?

Nuestra elección para ciclismo: Oakley Jawbreaker

Oakley Jawbreaker CiclismoEste modelo de gafas es simple y llanamente espectacular. No se puede definir de otra manera. Sin embargo, no creas que todo lo bueno de las gafas se reduce a un diseño que deja con la boca abierta a cualquiera (como su nombre indica) y se adapta perfectamente a todos los cascos.

Estas son las 7 características que hacen de las Oakley Jawbreaker las mejores gafas para ciclistas:

  1. Protección completa: tienen marco alrededor de todas las gafas y te protegen ante posibles chinos que pueda levantar tu compañero de grupeta. Además su curvatura es perfecta para evitar que te entre aire por los laterales cuando vas muy rápido.
  2. Cambio rápido de cristales: ¿te has caído o algo ha golpeado el cristal? Disponen del sistema Switchlock para cambiar las lentes en un minuto. Así podrás tener un cristal transparente o fotocromático para los días de lluvia o nubes, pues se venden sueltos.
  3. Patillas ajustables e intercambiables: las patillas, además de ser muy blandas y adaptarse perfectamente, se pueden estirar o acortar a tu gusto. O incluso cambiarlas por otras de otro color.
  4. Lente PRIZM opcional: igual que en las gafas de correr, los cristales de tipo PRIZM consiguen reducir el brillo intenso a la par que mantienen todos los detalles, por lo que no te pierdes nada.
  5. Almohadillas para orejas: esenciales para la práctica del ciclismo. Cuando entrenas una hora te dan igual, pero cuando te metes 2, 3 o 4 horas con las gafas puestas agradecerás enormemente que estén acolchadas.
  6. Canalización del sudor: se acabó eso de que el sudor caiga a tus ojos, ya que el marco de las Jawbreaker lo conduce desde tu frente hacia los extremos de forma inteligente.
  7.  Diseño: su forma se adapta y queda bien con cualquier casco, nunca quedarán huecos raros en la zona de la frente.

En definitiva, las gafas más completas para montar en bici, sea en carretera o montaña. Es la más cómoda de todas las que yo he probado. Y toda una garantía para los que hacemos entrenamientos de muy larga duración, que es donde se ve de verdad si unas gafas son buenas o no.

Igual que es importante llevar un buen culotte y sillín para evitar rozaduras en el culo, estas gafas te harán sentir cómodo en tiradas largas y ni notarás que las llevas puestas. Hemos probado las Sutro y son muy bonitas, pero se hacen pesadas; con las Flight Jacket cae el sudor por la cara y no quedan bien con la mayoría de marcas de cascos (quedan bien con los cascos Oakley, que coincidencia).

Como se trata de uno de los modelos más populares, hemos podido recopilar muchísima información sobre su comodidad. Cada cabeza es única y no todas las gafas se adaptan bien a todas las cabezas. Pues bien, en hombres, es una gafa que le va perfecta a todo el mundo, mientras que en mujeres encajará perfectamente salvo en aquellas con la cara muy pequeña, para las que aconsejamos las Oakley EVZero que hemos recomendado para correr un poco más arriba.

Más vendido Nº1
Lentes de repuesto compatibles con OAKLEY JAWBREAKER Hi Amarillo
  • GAFAS DE SOL NO INCLUIDAS - SOLAMENTE LENTES DE REPUESTO, Fits Oakley JAWBREAKER, No polarizado, 100% UV400

Alternativa económica: Decathlon ROADR 920

Al igual que hicimos en el apartado de running, para ciclismo también hay alternativas a la mitad o un tercio del precio de las gafas de Oakley. Y te van a encantar.

Ya os he hablado varias veces de las sales, los geles y las proteínas Aptonia de Decathlon, buena calidad a un precio muy competitivo. Y con las gafas de sol vuelven a salir a nuestro rescate para ofrecer otro producto con las tres «B»: bueno, bonito y barato.

gafas ciclismo roadr 920 decathlon

Las Decathlon ROADR 920 son unas gafas inspiradas claramente en los diseños de Oakley. Esta pequeña falta de originalidad hace que, aprovechando las líneas de diseño conocidas, funcionen muy bien para la práctica del ciclismo. Esta gafa pesa poco, corta bien el viento, es cómoda (para salidas cortas o medias) y cuestan dos veces menos que la competencia.

En la parte negativa destaco una muy mejorable comodidad de las patillas (a partir de las 3 horas de salida molestan bastante) y la calidad del cristal, pero lógicamente nadie da duros a pesetas, y si quieres un cristal «top» y entrenas varios días a la semana tendrás que pagar las Oakley, no hay nada mejor.

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario

Rendimiento y Resistencia